Juego Heurístico. Cesto de los Tesoros ¿Sabes en qué consiste?

criando-monetes-juegoHeuristico

El “juego heurístico” es una actividad ideada por Elionor Goldschmied pensada, en principio, para niños de 12 a 24 meses aproximadamene, desde que andan hasta los 2 años aproximadamente, aunque, también es interesante este tipo de juego con niños más mayores, seleccionando elementos más acordes a su edad y con niños más pequeños, desde los 6 meses con el ‘Cesto de los Tesoros’ Se trata de un juego de descubrimiento y exploración.

Consiste en darles materiales para que jueguen libremente, pero no se trata de juguetes ‘normales’, entendiendo ‘normales’ como juguetes estructurados a los que estamos acostumbrados, sino que se les deja a su alcance una serie de objetos diversos para que ellos mismos puedan manipular, descubrir e inventar infinitas posibilidades de juego.

juego-heuristico-kit2Aprovechando esta fase en la que prima la curiosidad por aquello que les rodea. La base del juego heurístico es que sean ellos mismos los encargados de decidir qué hacer con ese objeto determinado sin nuestra intervención directa. Lo más importante a la hora de llevar a cabo este tipo de juegos es que el material que le demos a nuestros Monetes, debe ser, dentro de lo posible natural (aunque también tienen cabida la mezcla de otros materiales). Madera, algodón, tela, conchas de la playa, arena… cualquier opción es válida para dejar que nuestro peque explore las diferentes texturas, pesos, tamaños, formas a sus anchas.

¿Qué hacen con estos elementos? Infinidad de cosas, manipular el objeto, apilar, meter, sacar, construir con los diferentes objetos, clasificar, separar, encajar, rodar, etc. En edades más avanzadas podrán hacer sus propias creaciones, incluír el juego simbólico…
cesto-tesoros-barriles

Lo que más nos gusta del juego heurístico es que no existen las normas, no hay manera correcta e incorrecta de jugar con los recursos del juego heurístico, de hecho, esta debería ser la base siempre del juego, no guiar en lo que es ‘correcto’ e ‘incorrecto’ a ojos del adulto, ponieno solo los límites a no hacer(se) daño con el juego que inventen. Las ideas de todos los niños son igual de válidas y cada uno puede explorar e investigar a su manera y a su ritmo, aplicando sus propias ideas y en base a su propia experiencia.

Para llevar a cabo este tipo de actividades en casa, es muy importante que el material que le des a tu pequeño, sea el correcto y no haya ningún peligro para él. Recuerda que las piezas pequeñas podrían suponer un riesgo para él y cualquier cosa que pongas a su alcance deberá estar correctamente revisada.

La función del adulto debería ser la de facilitar el material y solo intervenir si el niño solicita su intervención o si es necesaria la intervención por algún peligro potencial. Nuestra figura debería ser la de observador, estar presente pero sin dirigir el juego, elogiar o corregir.

A veces, nos resulta difícil en casa que se centren en el juego heurístico cuando tienen muchos otros elementos a su alcance y, es posible, que no le hagan el caso que esperábamos a este tipo de materiales (al igual que ocurre con muchos juguetes, que pasan a ser parte de la ‘decoración’), otra función del adulto es ‘invitar’ al juego, presentar los materiales para invitar a jugar con ellos.

¿Cómo podemos aplicarlo en casa?

  1. Elegimos un espacio (por ejemplo en el suelo del salón) ordenado y libre de otros ‘juguetes’ o elementos que distraigan la atención. Podemos delimitarlo con una alfombra o directamente en el suelo.
  2. Colocamos los diferentes elementos agrupados en diferentes puntos de la zona que hemos preparado (palos, piñas, piedras, corchos, hojas, rollo de papel higiénico, elementos propios del ‘cesto de los tesoros’, etc…). Hacemos una selección de estos elementos, eligiendo entre 3 y 5 elementos y algunos recipientes (cuencos, caja, etc) con el que puedan interaccionar. Si es un juego que propongamos habitualmente es interesante ir cambiando los elementos que se presentan para mantener el nivel de curiosidad y enriquecer la exploración y manipulación de los diferentes materiales.
  3. Tomamos el rol de observador y facilitador de materiales, observando veremos si es adecuado o no facilitarle otro elemento que pueda enriquecer el juego que están ideando, ayudando si se les requiere, recogiendo y reagrupando los elementos si se disperan mucho, evitando interrumpir el juego.
  4. Recoger todos los elementos agrupándolos por su tipo en diferentes cajas, cestos y dejándolo al alcance del niño durante unos días, hasta que observemos que ya ha bajado el interés, momento en el que podemos ofrecer y cambiar los elementos.

El Cesto de los Tesoros es juego heurístico también, pensado para los más pequeños, desde los 6 meses aproximadamente. En esas edades colocamos los elementos (que tienen que ser seguros, de un tamaño superior a 3 cm, no tóxicos y que no puedan romperse con facilidad) en un cesto (una esponja, un colador, elementos de madera de cesto de los tesoros, tela, un cepillo…) y les dejamos que vayan explorando, rotando estos elementos cuando vemos que va perdiendo el interés, incorporando objetos nuevos al cesto y eliminando cosas con las que ya ha jugado anteriormente.

Muchos elementos son cotidianos o que encontrarás dando una vuelta por el campo, otros elementos los podrás comprar:

¿Tienes más ideas de juego heurístico? Compártelas en los comentarios de este post y así vamos recopilando más ideas :)

Monetes
Espacio de Maternidad y Crianza Respetuosa. Porteo ergonómico, juego activo, lactancia y más. Asesoramiento, venta y realización de talleres.

http://www.monetes.es
contacto@monetes.es
Telf: 914995437

Deja un comentario