Mitos y realidades sobre viajar A Contra Marcha

PortadaBlogQue tu Monete viaje a contra marcha, es hasta 5 veces más seguro que haciéndolo en dirección a la marcha. Sabemos que existen un montón de prejuicios sobre esta forma de viajar pero hoy, nos proponemos desmontar esos mitos, para que tu peque viaje seguro y sin las preocupaciones o dudas que generan a veces los mitos sobre viajar ACM.

El ‘bofetón de realidad’ que nos llevamos muchas familias al conocer por primera vez los riesgos de viajar en dirección a la marcha, sobre todo en edades tempranas (- 4 años), es tremendo, de repente nos damos de bruces con la realidad y somos conscientes de haber llevado sin proteger de forma adecuada a nuestros hijos durante ‘x’ tiempo. Es un ‘bofetón’ que preferimos que no vivan el resto de familias que están a tiempo de llevar SIEMPRE a contra marcha a sus peques y gracias a la difusión que se hace desde muchos grupos cada vez es más habitual que los niños viajen ACM desde el nacimiento hasta mínimo los 4 años. Aún así, por ser algo que es relativamente reciente en nuestro país, nos surgen dudas sobre ello.

Nos ponemos serias con este tema y vamos a hablar de lo que nos suele ‘preocupar’ sobre viajar ACM, todo ello son frases que hemos oído de primera mano a las familias que habéis venido a informaros o nos habéis preguntado en redes sociales, muchas de ellas son muy habituales y algunas de ellas son dudas que nosotras mismas tuvimos en su momento:

  1. Las piernas no le caben. Esta, sin duda, es una de las afirmaciones más comunes sobre viajar a contra marcha, una afirmación que normalmente se hace sin haber probado la silla, cuando la pruebas ves que el niño cabe perfectamente (aunque hay diferencia de espacio para las piernas entre diferentes marcas). Tu peque sólo tendrá las rodillas un poco semiflexionadas, que no le incomoda de ningún modo, además las estiran apoyando en el respaldo del asiento, las colocan hacia los lados, etc. ¡Pregúntale a ver cómo se siente! Seguro que te sorprendes. Lo que muchas veces no tenemos en cuenta es que cuando el niño va en dirección a la marcha sus piernas cuelgan, es habitual que estiren las piernas empujando el asiento delantero y es porque se les duermen! no les resulta cómodo ir con las piernas colgando sin apoyo. En mi experiencia personal, mi hijo ha viajado ACM hasta los 5 años y 3 meses y nunca se ha quejado absolutamente de nada relacionado con la dirección a la marcha o la falta de espacio. Cuando le hemos tenido que dar la vuelta, en los 2 viajes largos que hemos hecho se ha quedado dormido y en mitad de su siesta se ha despertado gritando porque las piernas las tenía totalmente dormidas al estar colgando…

    FotoBlog

    Varieté de posiciones de las piernas. Niño 4 años.

  2. A contra marcha se marea. Un niño, no es como un adulto y no es habitual que en esta posición se mareen más que en dirección a la marcha. De hecho los  niños no se marean tan fácilmente como los adultos, su sistema vestibular no está desarrollado, por eso no se marean en los columpios o en las atracciones que dan vueltas, de una forma tan fácil como lo hacemos los adultos.
  3. No puede ver por la ventana. Cuando el niño va orientado al frente de la marcha lo que ve es el asiento delantero y el reposacabezas que suele estar subido para el adulto que viaja en ese asiento, también tiene la visibilidad de las ventanas laterales. A contra marcha la visibilidad aumenta, seguirá viendo por las ventanas laterales y, además, tiene toda la luna trasera a través de la que poder ver el paisaje, al estar a menor altura el reposacabezas de los asientos traseros.
  4. En caso de emergencia, no puedo ayudarle… Aunque vaya en dirección a la marcha, en caso de emergencia, si estamos conduciendo, por seguridad, debemos primero parar para poder atenderle, es igual de peligroso durante la conducción atender a un niño en dirección a la marcha que si éste va ACM.
  5. No es necesario porque solo me muevo en trayectos cortos. En los trayectos cortos, que son los que realizamos en mayor porcentaje, también es en el que ocurren la mayor parte de los accidentes con lesiones.
  6. La silla no va a caber en el coche. Las sillas caben en los coches, lo que puede ocurrir es que según el modelo del coche y el modelo de silla, en el peor de los casos se ‘invalide’ la utilización del asiento de copiloto. Para ello, en el mercado hay sillas que ocupan más que otras, por lo que, si tienes el problema, que no es nada habitual, de invalidar totalmente el asiento de copiloto seguramente podrás probar diferentes opciones para encontrar la que te permita mayor espacio disponible.
  7. Son muy caras. Este es uno de los comentarios más recurrentes sobre las sillas ACM. Sillas ACM hay de diferentes precios, pero es cierto, que no es un producto asequible, pero al igual que tampoco son asequibles para muchas familias las sillas frente a la marcha. Son costosas, pero, también ocurre que en muchos casos no se les da la importancia que tienen otros artículos de puericultura menos necesarios. No es imprescindible tener una silla de coche, porque no es imprescindible para criar tener un coche, pero si lo vemos como una necesidad porque necesitamos/queremos utilizar el coche deberíamos darle una prioridad total a la compra de la silla, frente a la compra de otros artículos de igual coste (o incluso más caros) que sí son totalmente prescindibles y que no tenerlos no pondrá en peligro la vida de nuestros hijos (carro, cuna, etc.). Si tenemos que elegir y no queremos renunciar a viajar en coche, en nuestra lista de prioridades debería aparecer la silla del coche en primer lugar.
  8. No le va a gustar.Esta afirmación también la hemos oído muchas veces y, siempre, al colocar al bebé/niño éste no ha protestado, yo misma tuve la duda de si le gustaría o no cuando a Monete mayor le cambiamos ACM con 3 años y medio y no hubo ninguna queja. Pero pongámonos en el caso de que sí lo hace, que el niño, por improbable que resulte, protesta. En este caso, hablo ahora de mi caso particular, ¿qué habría hecho si a mi hijo no le gustaba? pues nada. No habría hecho nada más que acompañarle en su disgusto, explicarle el motivo y en este caso no habría dado ninguna opción alternativa. Su seguridad es NUESTRA responsabilidad. Cuando me llevé mi ‘bofetón de realidad’ al buscar la silla para mi segundo hijo, tenía claro que no podía llevar al mayor desprotegido más tiempo. Su seguridad dependía de nuestra decisión y las consecuencias a nuestra decisión las pagaría él. Así que, en nuestro caso, es uno de los pocos límites no negociables que tenemos, cuando se trata de seguridad, se le acompaña en su enfado si no lo acepta al principio, pero no cedemos. Desde Monetes lo tenemos claro, al igual que ponemos un límite no negociable a la hora de que nuestros hijos pequeños nos den la mano para cruzar la carretera no puede ser negociable viajar o no ACM. En este caso el único que tiene la responsabilidad de tomar la decisión somos los adultos, y esa decisión que tomemos afectará de forma directa en la vida de nuestros hijos ante un accidente o frenazo brusco.
  9. ¿Y si el impacto es trasero? En ese caso va a ser peor viajar ACM. Cuando se habla de sillas ACM y de su seguridad, siempre sale esta duda. Pero el escenario es totalmente diferente y sigue siendo más seguro viajar ACM. Para que ambos escenarios pudiesen compararse y tener las mismas consecuencias y lesiones sobre el niño se tendría que viajar marcha atrás a 50km/h e impactar/frenar parando de forma brusca. Este escenario no es real, no es una situación que se pueda dar en una circulación real. En la siguiente imagen de Nordic Baby lo explican a la perfección:sorteo7_2048x2048
  10. Esto es una moda. Yo he viajado incluso sin silla y aquí estoy. Este argumento también se utiliza, no sé con qué fin, porque, sinceramente, parece un ‘sea como sea no quiero creérmelo’. Si has viajado sin silla y estás aquí, es altamente probable que nunca hayas tenido un accidente cuando eras niño. Las sillas ACM no están pensadas para salvar la vida de quien nunca vaya a tener un accidente (que seguramente seremos la mayoría) sino que están pensadas para proteger y salvar la vida de los niños que, desafortunadamente, sí viven un accidente.

¿Tenéis dudas sobre viajar ACM? ¿Quieres contarnos tu experiencia y así compartirla con el resto de familias? Déjanos tu comentario por aquí.

#AContraMarcha

Monetes
Espacio de Maternidad y Crianza Respetuosa. Porteo ergonómico, juego activo, lactancia y más. Asesoramiento, venta y realización de talleres.

http://www.monetes.es
contacto@monetes.es
Telf: 914995437

Deja un comentario