Pañales de Tela (III): Cuidado y Lavado

También puedes ver las siguientes entradas sobre los pañales de tela:

CUIDADO Y LAVADO

El cuidado y lavado de los pañales de tela es muy sencillo, pero es importante seguir unos cuantos pasos para asegurarnos la absorbencia, higienización y duración de éstos.

Los pañales de tela pueden lavarse por separado o junto al resto de la ropa de la familia.

Pueden guardarse los pañales sucios dentro de un cubo (con o sin tapa y sin agua) o en una bolsa para pañales. Cada 2 o 3 días deben lavarse, para evitar que cojan olores o hongos.

En este post trataremos diferentes aspectos relacionados con el cuidado de los pañales:

– Detergentes
– Lavado
– Secado
– Uso de cremas
– Problemas y soluciones

Detergentes

  • No deben lavarse con detergentes convencionales, ya que estos pueden dejar restos. Los restos de detergente, además de impermeabilizar el pañal, en contacto con el pis desprenden un olor bastante fuerte. Además, gran parte de las irritaciones en el culo del bebé que usa pañales de tela suelen ser debido a la reacción que hace el pis en contacto con los restos de detergente.
  • No se debe usar suavizantetambién afecta a la absorbencia del pañal, impermeabilizándolo.

    Nueces de Lavado

  • En Monetes recomendamos que los pañales de tela se laven con las nueces de lavado que respetan la piel del bebé y el medio ambiente, además de no dejar residuos en los pañales.
  • También pueden lavarse con detergentes especiales para pañales, o, con un detergente lo más natural posible usando siempre poca cantidad y realizando un aclarado extra para eliminar cualquier resto que pudiera quedar.
  • Puede utilizarse también la EcoBola, muchos usuarios están muy contentos del resultado. Pero se cree que también pueden acortar la vida del pañal, debido a los golpes que da dentro del tambor. Nosotros no la hemos probado, por lo que, en ese sentido no podemos recomendarlo. Aún así, queríamos nombrarla ya que es una forma habitual de lavarlos.

Lavado

  • Los pañales de tela consiguen su mayor absorbencia a partir del octavo lavado aproximadamente. Se recomienda que antes de utilizarlos por primera vez se hayan lavado unas 4-5 veces para obtener una buena absorbencia.
  • El lavado de los pañales de tela debe realizarse cada 2 o 3 días. No dejándolos más tiempo para evitar que puedan coger hongos.
  • Cuando el pañal está manchado sólo de pis, se echa al cubo de los pañales sucios tal cual. En el caso de ser un pañal rellenable o ‘Todo en dos’ separamos los absorbentes de los cobertores. De esta forma se conseguirá una mayor limpieza y un secado más rápido.
  • Si el pañal está manchado de caca, hay varias opciones. En cacas sólidas, se sacude en el W.C. y se echa el pañal a lavar. En cacas más líquidas o pastosas tenemos dos opciones, usar un forro desechableentre el

    Forros Desechables

    culete y el pañal facilitará mucho la tarea ya que se queda todo en el forro y sólo tendremos que tirarlo al W.C. (son biodegradables) y echar el pañal a lavar. Si no hemos usado un forro desechable y la caca está en todo el pañal sin facilidad para que ella solita caiga rodando, nos queda la opción del ‘cepillito’. En casa tenemos un cepillo destinado a este fin. Ponemos el pañal en el lavabo, con el grifo de agua fría abierto y frotamos un poco con el cepillo, enseguida sale la caca y se puede poner el pañal a lavar. El objetivo es que salga lo más gordo, de las manchas, higienizar y demás ya se encarga la lavadora :)

  • Una vez están los pañales sucios en el cesto, con el cobertor y absorbente de cada uno de ellos separados, es el momento de meterlos en la lavadora. En nuestro caso, utilizamos las nueces de lavado, para asegurarnos que no se queden restos de detergente. Metemos 4-5 cáscaras de nueces de lavado en la bolsita de tela con la que vienen o en un calcetín. Programamos la lavadora a 40ºC (haciendo un lavado de 60ºC cada 10-15 días) con aclarado extra para eliminar cualquier resto de detergente que pudiese quedar. Por último, le añadimos una cucharada sopera de percarbonato sódico en el cajetín del detergente, es un poderoso blanqueador natural y tiene propiedades esterilizantes, desodorizantes y quitamanchas. Puedes encontrarlo en cualquier supermercado o en nuestra tienda puedes encontrar el de la marca EcoZone.
  • En el lavado quincenal a 60ºC le añado, para una higienización extra, unas 5 gotas de aceite esencial del árbol del té que actúa de antifungicida y desinfectante.

Secado

  • Los pañales de tela pueden secarse tanto al aire libre cómo en la secadora.
  • Desde Monetes recomendamos el secado al aire libre, al sol directo si es posible, ya que es la opción más ecológica, económica y además el sol actúa cómo un poderoso desinfectante y blanqueante natural.
  • El secado en secadora también puede realizarse, pero acorta la vida del pañal, acelerando el envejecimiento de las gomas elásticas pudiendo verse afectado el ajuste del pañal en las piernas del bebé.
  • Es muy importante dejar que los pañales se sequen totalmente. Si se guardan cuando todavía están algo húmedos puede favorecer la aparición de hongos.
  • No deben secarse los pañales encima de los radiadores, ya que, el calor tan directo puede estropear las gomas y deja los pañales muy rígidos. En días lluviosos pueden dejarse cerca de un radiador pero nunca encima.

Uso de Cremas

  • Si se utiliza algún tipo de crema ésta no puede estar en contacto con el pañal,

    Colocación del forro desechable

    ya que lo impermeabilizaría. En ese caso, siempre que se utilicen cremas de pañal tendrán que utilizarse los forros desechables entre el culete y el pañal, para asegurarnos de que no entran en contacto.

 

 

Problemas y Soluciones

Si se utilizan correctamente los pañales de tela no vas a tener ningún problema. Pero es fácil que durante los 2 años aproximadamente que vas a estar utilizándolos ocurra algún accidente.

Los problemas más comunes suelen ser debidos a utilizar detergentes no adecuados para el lavado. Aquí os damos soluciones a los problemas más comunes:

  • Le pongo el pañal y al rato empieza a oler muy mal.
  • Tiene muchas fugas, no absorbe cómo antes.
  • ¡Los pañales han cogido hongos!

Para cualquiera de estos problemas, la solución que siempre me ha funcionado es un poco engorrosa pero muy efectiva:

  • Se ponen en remojo todos los pañales separados cobertor y absorbente, en la bañera, con un poco de lavaplatos (tipo fairy). Muy poca cantidad. Se dejan en remojo alrededor de 1 hora.
  • Se escurren (no hace falta enjuagar) y se pasan a la lavadora.
  • Se hace un lavado a 60ºC con prelavado y aclarado extra. Con nueces de lavado, el percarbonato sódico y 5 gotas de aceite del árbol del té. En el caso de que hayan cogido hongos, también se le añade al cajetín un chorrito de vinagre de vino blanco.
  • Se tienden, al sol si es posible.
  • Una vez secos, vuelven a lavarse a 60ºC con un aclarado extra y esta vez sin detergente. En el caso de los hongos, se vuelve a repetir todo igual, con las nueces de lavado, el aceite del árbol del té y el vinagre.

 

Jeni Rodríguez
Mamá de Bruno (2011) y Max (2015). Porteadora por pasión y profesión. Asesora de porteo certificada. Consultora de porteo para empresas. Emprendedora y creadora de Monetes, un espacio de Maternidad y Crianza Respetuosa.

Deja un comentario