Portabebés ligeros. Comparativa: Suppori, Kantan y Tonga

¿Buscas un portabebé fresquito para el verano y con el que te puedas bañar?

En esta entrada vamos a analizar detenidamente tres diferentes portabebés ‘de apoyo o asiento’, el Suppori, Kantan y el Tonga no son portabebés de  ‘manos libres’ ya que no dan una sujección total en la espalda, pero si crean un buen asiento para el bebé/niñx y, colocados correctamente, permiten una posición ergonómica.

Este tipo de portabebés tienen  numerosas ventajas sobretodo de cara a épocas calurosas.

Las características comunes de estas tres marcas son:

  • Edad recomendada: desde que el bebé se sienta solo (6 meses aprox.) hasta los 3 años aproximadamente. Pueden portearse bebés más pequeños que se mantengan ya sentados (4 meses aprox.) en períodos cortos de tiempo. Con práctica y una buena colocación pueden utilizarse con bebés más pequeños en posición tumbado, útil para darle el pecho y tener el peso más repartido, dándole sujección con una mano a la cabeza y espalda.
  • Tipo de tejido: El entramado del tejido en forma de red que permite la circulación del aire, lo que hace que sean muy frescos.
  • Rápido secado: Ideal para bañarse en la piscina o la playa con tu bebé permitiendo darle una mayor sujección y tener mayor libertad de movimientos para el adulto.
  • Rapidez de uso: Perfectos para utilizar con niños y niñas que ya andan y que empiezan con el ‘sube y baja’.
  • Tamaño: Muy compactos y ligeros, caben en un bolsillo del pantalón.
  • Tipología: Son portabebés de ‘asiento’ por lo que se le tendrá que dar sujección con una mano en la espalda.
  • Reparto del peso: Cargan el peso sobre un solo hombro.
  • Posiciones de porteo: delante o ligeramente ladeado, cadera y espalda para niñxs mayores que se sujetan bien (como ayuda y asiento para ir ‘a caballito’)
  • No son la mejor opción para portear durante mucho tiempo seguido. Para el porteador existen opciones de porteo más cómodas para largos ratos.

Y ahora vamos a ver las diferencias que hay entre uno y otro en la siguiente tabla y siguiente descripción de cada uno de ellos.

Seguimos comparando los tres portabebés con imágenes, al final de las mismas encontraréis un texto con las ventajas/desventajas que le vemos a cada uno de ellos.

Compacto y Ligero

Apertura en el hombro

Entramado del tejido

Sistema de ajuste de Kantan y Tonga (el suppori no es ajustable)

Con muñeco tamaño bebé 3-4 meses

Con niño de 3 años

Kantan

Cómo ventaja tiene, que, aunque se guie por tallas son bastante amplias y en muchas ocasiones al tener la posibilidad de ajustarlo podemos encontrar que nos vale en constituciones diferentes.

Talla M: Altura 150cm hasta 175cm aprox y contorno de pecho de hasta 100cm aproximadamente.

Talla L: Altura de 170cm hasta 190cm aprox y contorno de pecho de hasta 120cm aproximadamente.

Otra ventaja es poder ajustarlo una vez tenemos al bebé/niñx colocado nos da un ajuste perfecto y de los tres que estamos comparando es el que más ‘manos libres’ nos permite porqué es el que da mayor sujección, a caballo entre portabebé de ‘asiento’ y bandolera.

Se extiende en el hombro muy fácilmente y resulta muy cómodo, repartiendo el peso por todo nuestro hombro.

Como desventaja comparado con el Tonga y el Suppori es que ocupa un poco más, cabe perfectamente en un bolso, pero más dificilmente en un bolsillo de un pantalón normal.

Puede ser una buena opción si porteáis diferentes adultos que uséis la misma talla. Si usáis tallas diferentes quizás el Tonga (que es multitalla) sea mejor opción si no queréis comprar dos portabebés diferentes.

Tonga

Una de las ventajas del Tonga es que es ajustable a cualquier talla. Su sistema de ajuste es ‘previo’ a poner al bebé/niñx. Si necesitáis ajustar más o menos una vez colocado el bebé/niñx tendréis que quitaros el portabebé, volver a ajustar y empezar de nuevo, aunque una vez ajustado a tu talla no hace falta tocarlo y ya sólo es ‘poner y quitar’.

Es el único de los 3 de materiales naturales 100%, su tejido es 100% de algodón.

Cómo desventaja frente al Suppori o el Kantan es el pliegue del hombro, no se extiende tanto por lo que no se reparte el peso de la misma forma. En la primera imagen de abajo podéis ver cómo queda si lo colocamos encima del hombro, con el movimiento es habitual que si nos lo colocamos de esa forma acabe escurriéndose hacia el cuello y nos cargue la zona de las cervicales. A mi personalmente, me resulta más cómodo colocármelo más abajo en el lateral del hombro, cómo se puede ver en la segunda imagen.

Suppori

El entramado del tejido del Suppori es bastante diferente al Tonga y el Kantan, un entramado en red más espeso que también hace que se adapte muy bien tanto al cuerpo del bebé/niñx cómo al hombro del porteador.

Además, al igual que el Kantan, el ajuste en el hombro es envolvente y amplio, por lo que resulta muy cómodo y reparte el peso muy bien.

Todo de una pieza. Cómo desventaja, si vais a portear diferentes adultos con constituciones muy diferentes es el sistema de tallas, Suppori tiene diferentes tallas y no es ajustable.

Tabla de tallas de Suppori:

 

¿Ya tienes claro cuál quieres? Puedes encontrar los tres portabebés en nuestra tienda online o acercarte a nuestra tienda física y tener la posibilidad de probarlos.

Jeni Rodríguez
Mamá de Bruno (2011) y Max (2015). Porteadora por pasión y profesión. Asesora de porteo certificada. Consultora de porteo para empresas. Emprendedora y creadora de Monetes, un espacio de Maternidad y Crianza Respetuosa.

Deja un comentario