Portear a un bebé recién nacido

Nota: Entrada revisada y actualizada 24/02/2017

En esta entrada vamos a hablar de los portabebés más adecuados para bebés menores de 4-6 meses y las claves para portear con seguridad  respetando siempre la fisiología del bebé.

Primero de todo, es importante diferenciar los portabebés según el momento de desarrollo del bebé. Por eso ponemos cómo guía los 6 meses, ya que es en ese momento cuando suelen empezar a sentarse solos, y es, en ese momento cuando se amplían las posibilidades de portabebés a utilizar (se empiezan a poder utilizar portabebés cómo mochilas ergonómicas y Mei-Tai, por ejemplo)

SUJECIÓN

Un bebé recién nacido necesita una sujeción total de toda su columna vertebral, vértebra por vértebra, por lo que necesita un portabebé que se adapte perfectamente a su tamaño y que permita respetar su posición natural, la que veremos más adelante en esta misma entrada.

El portabebé debe ser adaptable y que nos permita ajustarlo punto por punto en la columna vertebral del bebé, además tiene que permitir adaptarse a la apertura de cadera que haga en ese momento y a la distancia que tenga de rodilla a rodilla, sin forzar nunca esa apertura y respetando en todo momento la natural del bebé. Siempre tiene que ser el portabebé el que se adapte al bebé y nunca el bebé quién tenga que adaptarse al portabebé.

TENSIÓN

Para ello es importante que el portabebé que estemos utilizando tenga una buena tensión, quizás es en lo que fallamos más al iniciarnos con el porteo, sobretodo al portear a un bebé recién nacido por miedo a que esté demasiado ‘apretado’.

¿Cómo saber si la tensión es la adecuada?

  • Al agacharnos hacia adelante el bebé apenas se separa de nuestro cuerpo (1 dedo)
  • Al estar en movimiento el bebé sigue en la misma posición en la que le hemos colocado, si va ‘cambiando’ de posición (se hace bolita, se pierde la posición en ranita, etc.) es muy probable que llevemos el portabebés demasiado flojo.
  • La sensación es de estar muy pegaditos pero sin oprimir. Si nos pasamos con la tensión ni nosotros/as ni el bebé estaremos a gusto.
  • Si el portabebé es ergonómico, lo estamos utilizando correctamente pero no nos resulta tan cómodo cómo se supone que tenía que ser, habría que confirmar si la tensión es la adecuada. Aunque puede deberse a algún otro motivo la falta de tensión es en muchas ocasiones el error más habitual.

POSICIÓN NATURAL DEL BEBÉ. PORTEO ERGONÓMICO

PorteoSeguroBlog2En el mercado hay muchos portabebés que realmente no son ergonómicos (aunque muchos pongan que sí que lo son), que no respetan la posición natural del bebé. Hay que tener en cuenta que los portabebés ergonómicos sólo respetarán la posición ergonómica (para el bebé y para el adulto porteador) si se utiliza de forma correcta.

¿Cómo saber si la posición y el portabebé es ergonómico y adecuado para recién nacidos?

    • Nos permite ajustar en todo el cuerpo del bebé punto por punto, dándole sujeción total en la espalda y cabeza, el bebé no puede ‘balancearse’ dentro del portabebé.
    • El portabebé llega hasta la corva de las rodillas del bebé, cubriendo todo el muslo y sin haber forzado la apertura, es decir, tiene que ser adaptable a la apertura y tamaño de cada bebé.
    • Podemos ‘marcar’ la posición en ranita subiéndole las rodillas (nunca abriendo las piernas!), de esa forma, sin forzar, el bebé ‘marca’ la apertura que hace en ese momento.
    • El culete queda más bajo que las rodillas. Recayendo todo el peso en el culo y espalda (totalmente repartido sin recaer en un punto en concreto) y no en las piernas o zona genital. Poniéndonos de perfil en un espejo podemos comprobarlo, marcamos con nuestra mano una línea recta imaginaria debajo de su culete y las rodillas siempre deberían estar por encima de esa línea.
    • Al tener colocado el bebé en esa posición, de forma natural, su espalda tiene que marcarse en forma de ‘C’. No debemos utilizar un portabebé que tenga rigidez (o acolchados) en la espalda, no es el bebé el que tiene que adoptar la postura del portabebé si no que el portabebé debe permitir que el bebé adopte su postura natural y éste ofrece solo la sujeción necesaria para mantener esa posición.
    • Una vez le tenemos colocado de esta forma nos damos cuenta de que el bebé hace una ligera basculación de cadera, apoyando en nuestro cuerpo no la zona púbica si no la zona del periné. Os dejamos un vídeo que hicimos con Max (3 semanas aprox) en el que explicamos en detalle la posición adecuada de la cadera:

Si hemos seguido todos los pasos anteriores, casi con total seguridad, estaremos porteando de forma segura, pero hay que tener en cuenta algunos detalles más de la posición del bebé que podéis ver en la entrada “10 pautas para un porteo seguro”

También podéis ver en este vídeo que hemos preparado de forma más visual la posición adecuada “Porteo Seguro. Posición del recién nacido”

PORTABEBÉS ADECUADOS PARA RECIÉN NACIDOS

Teniendo en cuenta todos estos aspectos, los portabebés que son más adecuados para utilizar con recién nacidos son las “telas”. Las “telas” nos van a permitir adaptar totalmente el portabebé al bebé.

En el mercado hay muchos portabebés (ergonómicos y no ergonómicos) aptos desde el nacimiento que no consideramos que sean la opción más adecuada, hablamos de mochilas que no permiten adaptar el ‘cuerpo’ de la mochila al bebé con la precisión que se necesita cuándo son tan pequeños (por ejemplo las mochilas con reductor). . Aunque nos parece importante en esta entrada centrarnos en los que son más adecuados desde el nacimiento.

Para un bebé recién nacido hay diferentes opciones en ‘tela’ que nos resultarán muy adecuadas:

Fular tejido

Blog-postPorteoRN

  • Diferentes tallas en función de nuestra constitución y de los tipos de nudo que queramos hacer. Desde 2’60 metros hasta 5’5 metros aproximadamente. Siendo la medida más estándar y habitual al empezar la de 4’50 metros aprox.
  • Versátil: nos permite portear en posición delantera, cadera y espalda
  • Podría ser el ‘único portabebé‘ debido a que es una de las opciones más adecuadas para RN y se puede utilizar hasta el final del porteo (+20Kg)
  • Cómo desventaja, para algunas familias, es el tener que hacer nudos con la tela. Para ello se necesita un poco de práctica al principio, luego hay que ver la rapidez con la que nos lo ponemos y quitamos!
  • Vídeo. Cruz envuelta con Fular Tejido

Fular Elástico/semielástico

Max

  • Generalmente suelen ser de talla única y suelen medir alrededor de 5-5’5 metros.
  • Versátil, al igual que el fular tejido. Aunque se necesita un manejo con seguridad para portear en la espalda, necesitaremos hacer nudos de varias capas y tener mucha precisión con el tensado.
  • Una buena opción cómo iniciación al porteo y si nos da inseguridad probar directamente con un fular tejido.
  • Permite hacer nudos preanudados, es decir, permite hacer nudos sin tener el bebé en brazos (lo que nos da mayor seguridad al iniciarnos) y sacar y meter al bebé sin tener que hacer y deshacer el nudo cada vez. Hay que tener en cuenta que no todos los fulares semielásticos permiten los preanudados.
  • Hasta los 10Kg aproximadamente (los nudos preanudados suelen aguantar menos peso, hasta los 6-8Kg aprox, en función del fular que estemos utilizando)
  • Lista de reproducción de nuestro Canal de Youtube: ‘Fular Elástico’ (4 vídeos)

Bandolera de anillas

bandolera

  • Rápida de utilizar, se ajusta con el sistema de anillas.
  • Adecuada desde el nacimiento hasta final del porteo (+20Kg) (para uso intensivo como único portabebé hasta los 3-4 meses aproximadamente, luego pasamos a utilizarla para momentos de porteo más cortitos)
  • Es una opción fresca de cara al verano (siempre y cuando elijamos un tejido más fresco) ya que sólo tiene una capa de tela encima del bebé.
  • Carga en un solo hombro y en la diagonal de la espalda (carga asimétrica), para RN esto no nos supondrá mucho problema ya que el peso no es mucho, pero para bebés mayores o niños/as si queremos portear largos ratos hay opciones que nos reparten el peso de forma más equilibrada (porteo simétrico).
  • Muy útil cuándo empiezan a andar por su rapidez de uso, ligereza (suelen ocupar poco espacio) y perfecto para los ‘sube y baja’ que nos van pidiendo a partir de ese momento. Algunos niñxs mayores a veces prefieren la bandolera por esa rapidez y porqué se sienten más libres de movimiento (sólo pasa una capa de tela por encima del cuerpo del niñx)
  • Lista de reproducción de nuestro Canal de Youtube: ‘Bandolera’ (5 vídeos)

Caboo (Híbrido entre mochila y fular)

caboo_cotton_blend_graphite_carrier_front_lifestyle_shot_2_141982_1

  • Se adapta al cuerpo del bebé perfectamente gracias al material, algodón 100%
    pero se coloca con la facilidad y rapidez de una mochila. Se trata de un híbrido entre fular y mochila.
  • No es tan versátil como otros portabebés, nos permite sólo el nudo que ya viene hecho y en posición solo frontal (es la posición que recomendamos, aunque la marca recomiende otras posiciones)
  • Cómoda hasta los 10Kg. Aunque para ese peso, si seguimos porteando mucho, hay portabebés que resultan mucho más cómodos.
  • Vídeo: Colocación de la mochila portabebé Caboo

Mochila Emeibaby

baaliazul

  • Mochila evolutiva de tejido de fular con el cuerpo de la mochila adaptable cómo si de un fular o bandolera se tratase. Fular para el bebé y mochila para el adulto :)
  • Muy fácil de utilizar, prácticamente la misma facilidad que el resto de mochilas ergonómicas del mercado.
  • Se ajusta de forma óptima al cuerpo del bebé, no tanto a la altura, por lo que en bebés muy pequeños tenemos que tenerlo en cuenta para que no queden demasiado ‘hundidos’.
  • Nos puede servir cómo único portabebé ya que es adecuado desde el nacimiento (3’5Kg aprox) hasta los 15Kg (3 años aprox.)
  • Para portear delante o a la espalda
  • Vídeo de nuestro canal de Youtube: ‘Ajuste de la Emeibaby’

Mochila Fidella Fusion

  • Mochila evolutiva de tejido de fular. Hay dos tallas diferentes, Talla Baby (0 a 18 meses) y Talla Toddler (de 3-4 meses hasta 3-4 años).
  • Una de las características diferenciadoras de esta mochila respecto al resto es que los acolchados de sus tirantes y cinturón son muy blandos, lo que puede verse como una ventaja (abultan menos, son más frescos, quedan más pegados al cuerpo, etc.) o como una desventaja cuando el bebé empieza a coger más peso (puede tender a clavarse), aunque para evitar eso Fidella tiene protectores de tirantes que pueden acolcharse y colocarse en el tirante para mejorar el acolchado.
  • Puede ajustarse el alto y ancho de la mochila, lo que permite que se adapte al tamaño y apertura de piernas del bebé.
  • Permite portear delante y a la espalda

Mochila Buzzidil

  • Mochila evolutiva de tejido de fular. Tiene diferentes tallas, las adecuadas para bebés menores de 6 meses son la Talla Baby (0 a 18 meses) y la Talla Standard (2 a 36 meses)
  • Se ajusta de forma sencilla al cuerpo del bebé (muy parecido al sistema de la mochila Fidella) permitiendo el ajuste del panel a lo alto y a lo ancho.
  • Los tirantes y cinturón están más acolchados que los de Fidella.
  • La capucha ofrece muchas posibilidades de ajuste, por lo que es más versátil que comparada con otras marcas.
  • Permite portear delante, a la espalda y a la cadera (aunque las posiciones a la cadera con mochila no suelen resultar las más cómodas para el porteador).

Si te ha gustado este artículo te animamos a compartirlo en tus redes sociales y/o dejar un comentario aquí en el blog :)

 

Jeni Rodríguez
Mamá de Bruno (2011) y Max (2015). Porteadora por pasión y profesión. Asesora de porteo certificada. Consultora de porteo para empresas. Emprendedora y creadora de Monetes, un espacio de Maternidad y Crianza Respetuosa.

2 comentarios on Portear a un bebé recién nacido

  1. inma aceña
    22/09/2014 at 23:03 (3 años .)

    Me han regalado la ergobaby es buena para bebes recien nacidos?

    Responder
    • Jeni Rodríguez
      criandomonetes
      22/09/2014 at 23:06 (3 años .)

      Hola Inma, la Ergobaby al igual que el resto de mochilas ergonómicas (a excepción de la Emeibaby) no son la opción más adecuada para portear a un recién nacido (ni con el reductor de nacimiento) ya que no permite un ajuste punto por punto en la espalda del bebé y no podemos tener la seguridad total de que sus piernas y cadera estén bien colocadas ya que van por dentro y ‘perdemos’ ese control. Es una mochila estupenda para empezar a utilizar cuándo el bebé ya se mantiene sentado, a partir de los 4-6 meses.

      Responder

Deja un comentario