Portear en invierno: ¿Cómo nos abrigamos?

portearInviernoBlog

El frío ya está aquí y nos planteamos cómo podemos abrigar a nuestro bebé y a nosotros mismos cuando porteamos, en esta entrada os contamos diferentes sistemas para abrigarnos de forma cómoda para el bebé y el adulto porteador. 

Para poder abrigar al bebé y a nosotros sin renunciar a la comodidad hay que tener en cuenta diferentes factores:

  • Abrigar al bebé con un buzo o abrigo no es una opción cómoda al ir en el portabebé. Además dificulta poder desabrigarle en el caso de que lo necesitemos (al entrar en un lugar con calefacción o si la temperatura va subiendo y no necesitamos tanto abrigo) ya que requerirá tener que quitarnos el portabebé, sacar al bebé y desabrigarle, teniendo que hacerlo de nuevo en el caso de que necesitemos abrigar otra vez. Contando con que el bebé puede estar dormido no es una opción demasiado habitual por no ser muy cómoda en el día a día.
  • Abrigarnos ‘por separado’ tiene otro inconveniente, en el caso de que seamos nosotros los que necesitamos quitarnos el abrigo tendremos que quitarnos el portabebé, sacar al bebé, quitarnos el abrigo y luego recolocar todo de nuevo. Además de la incomodidad que eso supone ajustar un portabebé encima de un abrigo suele resultar un poco engorroso (cuánto más grueso sea el abrigo más se dificultará el ajuste). Esta opción es interesante sólo con niños mayores, que ‘suben y bajan’ del portabebé a menudo.
  • Mayor temperatura. El contacto que nos brinda el porteo hace que ya de por si desprendamos más calor y tanto el bebé como nosotros necesitemos menos abrigo que cuando no estamos porteando. Es importante tenerlo en cuenta para evitar sobreabrigar(nos).
  • Por último, no debemos olvidarnos de las zonas que quedan menos cubiertas por el portabebé y/o el abrigo como son la cabeza del bebé, su cuello y sus piernas que deberemos abrigar con gorro, calentadores y/o botitas calentitas y una braga, y un pañuelo o similar para nuestro cuello.

Hay varias opciones que facilitarán abrigarnos de forma cómoda y rápida. Lo ideal, por ser lo más cómodo, es colocarnos el portabebé y al bebé vistiendo ambos con la misma ropa que vestimos en un espacio con calefacción y en ese momento abrigarnos encima con alguna de las opciones siguientes:

  • Abrigo de porteo. Hay muchas opciones de abrigos de porteo en el mercado. La mayoría de ellos permiten porteo delante, a la espalda y el uso como abrigo normal sin portear.
    Utilizar un abrigo de porteo tiene la ventaja de su rapidez de uso, ponerlo y quitarlo es igual de rápido que con un abrigo convencional. Además está todo en una misma pieza (extensor de porteo y abrigo para el adulto) y podemos utilizarlo rápidamente como abrigo convencional si lo necesitamos guardando el extensor fácilmente en un bolso o mochila.
    Como desventaja está la dificultad de poder compartirlo con otro adulto que portee, a menos que compartamos la misma talla.Encontrarás abrigos de todos los estilos, grosores y composiciones de material. En nuestro canal de Youtube hemos creado una lista de reproducción ‘Porteo en Invierno’ en la que os mostramos diferentes abrigos de porteo, sus características y su forma de uso. Forros polares de diferentes grosores para entre tiempo o climas suaves de Árbol de Amor, abrigos forrados en el interior con borreguillo como el de Momawo o los más cálidos de Liliputi, con tejido técnico softshell de gran calidad en el exterior (impermeable y cortaviento) y tejido micropolar en el interior.

    Ver vídeo Abrigo Greta

    Ver vídeo Abrigo Greta

    Ver vídeo Abrigo Liliputi

    Ver vídeo Abrigo Liliputi

    Ver vídeo Sudadera Anika

    Ver vídeo Sudadera Anika

    Ver vídeo Forro Polar Gaia

    Ver vídeo Forro Polar Gaia

  • Cobertor de porteo. El cobertor de porteo es una solución muy popular, fácil de utilizar y más económica que los abrigos. Se adapta a todos los portabebés delante y a la espalda y es unitalla, por lo que, podrán utilizarlo adultos de diferentes tallas. Se coloca el portabebé con el bebé, el cobertor y por último nuestro abrigo que se deja abierto. Algunas familias ven como desventaja el que se trate de una pieza diferente, que va por separado y tienes que colocar antes de poner el abrigo. De las diferentes marcas que podemos encontrar, los hay muy versátiles como el Bundle Bean que es totalmente impermeable y se adapta al carro, a la silla del coche o a la silla de la bici. Todos se utilizan de forma muy similar, en este vídeo podrás ver como se utiliza el cobertor MaM.

    Ver vídeo Cobertor MaM

    Ver vídeo Cobertor MaM

  • Soluciones caseras. Abrigo grande o manta. Otra opción es buscar soluciones que tengamos en casa como puede ser un abrigo grande que podamos utilizar como abrigo de porteo o una manta que podemos sujetar en el portabebé cómo si se tratase de un cobertor.

¿Quieres probarte, ver y tocar los abrigos y cobertores? Puedes acercarte a nuestra tienda física. Si no tienes tiempo o no te pilla bien, también encontrarás la sección de Porteo en Invierno en nuestra web 😉

Jeni Rodríguez
Mamá de Bruno (2011) y Max (2015). Porteadora por pasión y profesión. Asesora de porteo certificada. Consultora de porteo para empresas. Emprendedora y creadora de Monetes, un espacio de Maternidad y Crianza Respetuosa.

Deja un comentario