#ACM_SinExcusas. Viajar a contra marcha.

Hemos dedicado en nuestra página de facebook una serie de posts a desmitificar y difundir la importancia de viajar A Contra Marcha. En este post vamos a recopilar toda la información para que puedas tenerla a mano y sea más fácil para compartir con quién creas que puede necesitarlo ;).

Muchas gracias por toda la difusión que le habéis dado y vamos a seguir trabajando para que todos los peques viajen seguros ACM el máximo de tiempo posible.

1.’Viajar a contra marcha es una moda’

Muchas veces hemos oído esta frase y, sinceramente, todavía no entendemos muy bien este argumento.

Los cactus🌵, flamencos y unicornios 🦄 son una moda, pero viajar a contra marcha es un avance en seguridad. Además, un avance que se conoce y ha estado presente en países escandinavos desde los años 60, países en los que las tasas de mortalidad infantil en carretera son mucho menores.

Viajar a contra marcha 🚙 aumenta en un 80% las probabilidades de salir ileso de un accidente a una velocidad de 50 km/hora.

Proteger a nuestros monetes no es una moda, lo que está en juego no entiende de modas ni tendencias.

2. Mi monete no va a querer viajar ACM. No lo va a aceptar.

Pues sí, esta es una preocupación real. Aquí os puedo contar mi experiencia a nivel profesional y mi forma de enfrentarme a esta misma duda a nivel personal. A Br1 volvimos a llevarle ACM a los 3 años y medio y luego a los 6 años durante unos meses viajó en sentido de la marcha hasta que salió la Century y ya podía seguir viajando ACM.

Es seguramente de las dudas más habituales cuando pensamos en cambiar ACM a un niño ‘mayorcito’.

Por nuestra experiencia profesional atendiendo, asesorando y realizando montajes de sillas ACM hasta el momento ningún peque se ha quejado por darle la ‘vuelta’, ellos van tan contentos con su silla nueva y, por lo que podemos observar, es una limitación más de nosotros los adultos que de los niños.

Y luego entra en juego también los límites que los adultos pongamos con este tema. Yo tuve muchas dudas de si Br1 se acostumbraría, no rechistó y estaba tan contento (ambas veces) pero también es verdad que los temas de seguridad no son negociables en VillaMonetes. En esta casa se negocia prácticamente todo a excepción de lo que concierne a su seguridad, les informamos sobre ese cambio o la necesidad de hacerlo de esa forma, respondemos a todas sus preguntas. Pero ‘son lentejas’ como muchos me habréis oído decir muchas veces.

¿Y si el niño llora, patalea, grita, no quiere ir en la silla? 🤔¿Cómo actuarías en el caso de que tu hijo quiera cruzar la carretera sin darte la mano si se echase a llorar, patalear y gritar? ¿Le dejarías? No. Estoy segura que nadie lo hace.

Hace poco alguien me preguntó ¿y qué habrías hecho si tu hijo no hubiese querido de ninguna de las maneras viajar ACM? y lo que habría hecho habría sido, posiblemente, dejar de utilizar el coche, minimizar los viajes, hablar mucho con él. Seguramente habría dificultado mucho la logística familiar y no habría sido fácil, pero en ningún momento viajar al frente de la marcha sería una posibilidad.

Además, ¡ojo! que a veces no les apetece ir en la silla. No olvidemos que son niños y se trata de un dispositivo en el que tienen que estar sentados y atados, algo que de forma puntual (o habitual en algunos peques) no llevan nada bien y nada tiene que ver con el sentido de la marcha.

👉🏻¿Has cambiado la posición de la silla? ¿Cómo ha reaccionado tu peque?

3. No le van a caber las piernas. No es cómodo.

Creo que, sin duda, es lo que más hemos podido oír como argumento para no viajar ACM 🚙

Las piernas, todos nos preocupamos por las piernas, ¿dónde las va a colocar? 🤔No va a caber, no le resultará cómodo, se le van a dormir las piernas…y sabéis cuál es la realidad con la que nos encontramos? Que sí caben y que, además, les resulta más cómodo que ir con las piernas colgando que se acaban quedando dormidas.

En el vídeo Br1 con casi 7 años en la Century y Max con 3 años y medio en la Kiss 2. Con las piernas van alternando, las estiran, las doblan, las dejan colgando por los laterales, las cruzan…

También es habitual que esta duda vaya seguida de un ‘entonces se puede romper las piernas en un accidente’. El movimiento que hace el cuerpo del niño cuando hay un frenazo brusco o impacto hace poco probable que pueda romperse las piernas por viajar ACM, pero en un accidente podría llegar a golpearse con la rodilla en la cara (al igual que viajando al frente de la marcha). En ese caso es muy probable que hablemos de un ‘mal menor’, si la fuerza del impacto ha sido tan intensa como para poder dañar alguna extremidad esa misma fuerza viajando al frente de la marcha la cargaría el cuello del niño multiplicando las posibilidades de tener lesiones graves e irreversibles por la elongación del cuello.

¿Has tenido estas dudas? ¿Qué ha pasado luego al viajar ACM con las piernas?

4. Las sillas a contra marcha son muy caras 

Las sillas para el coche son un artículo con un precio alto. Realmente no consideramos que sean caras cuando nos ofrecen la mayor garantía y la mayor protección a nuestros hijos.

Ahora bien, son costosas y para algunas familias supone un gran esfuerzo. Las marcas de sillas ACM del mercado van aumentando y entre ellas ahora hay opciones de sillas seguras (con Plus Test) a bajo precio.

En países escandinavos el primer artículo a comprar/mirar cuando va a nacer el bebé es la silla del coche y luego lo que quede para el resto de cosas. Culturalmente no lo hacemos así y es habitual dejar la compra de la silla del coche al final.

– Pídela como regalo de nacimiento 🎁 conjunto entre varios amigos/familiares de confianza.
– Prioriza la silla del coche 🚙 frente al resto de artículos (carro, moisés, etc.)
– Valora las diferentes opciones y diferentes rangos de precio. Hay una gama amplia🌈
– Hay sillas ACM que te durarán 4-5 o incluso 6 años. Lo que supone una inversión a largo plazo que es muy rentable
– En breve estará disponible la opción de poder financiarlas en Monetes, pregúntanos por ello sin compromiso 😉

5. ¿Y si el impacto es por alcance? 

Es una de las dudas más habituales y normales al plantearnos viajar ACM, ¿y si me dan por detrás?, en este caso ¿estaríamos ante una situación igual que en un impacto frontal viajando al frente de la marcha?

No. No es para nada igual. La diferencia es la aceleración del vehículo.

Para que el impacto tuviese las mismas consecuencias y fuerza sobre el cuello de nuestro peque tendríamos que acelerar marcha atrás a 50km/h hasta impactar y que el coche pare súbitamente. Una situación que no se da en una conducción normal.

Cuando hay un impacto frontal a 50km/h todos los objetos salen disparados hacia el punto del impacto a una velocidad similar a la que llevábamos (en este caso 50km/h). La aceleración en el interior del vehículo aumenta de una forma muy rápida. Si se viaja al frente de la marcha con arnés el cuerpo está sujeto y la cabeza es la que sufre el estiramiento teniendo que soportar una fuerza de unos 300kg.

En cambio, cuando nuestro coche está parado (si está en marcha todavía es menor la fuerza que ejerce) y nos golpean por detrás (pongamos también a 50km/h) los objetos no salen proyectados con la misma fuerza, no está la aceleración (que solo se da si el coche está en movimiento y se para de forma súbita, por frenazo brusco o impacto). En este caso el desplazamiento que ejerce con los objetos del interior (y la cabeza) es leve y el cuello tiene que soportar una fuerza de 1-2kg (el peso de la cabeza). Por lo que no es probable que se sufran lesiones.

6. No pasa nada, solo hago trayectos cortos

¿Os resulta familiar este argumento? En los trayectos cortos, que son los que realizamos en mayor porcentaje, también es en el que ocurren la mayor parte de los accidentes con lesiones graves.

Siempre que cogemos el coche nos exponemos a poder tener un frenazo brusco o accidente, sea en cortas o largas distancias. Con una velocidad de 50 km/h y un niño menor de 4 años al frente de la marcha las lesiones suelen ser graves o muy graves.

La mayor parte de accidentes ocurren en vías urbanas e interurbanas. La mayor parte de los frenazos bruscos también, ambas situaciones pueden generar lesiones de gravedad en los niños debido a que ante una parada súbita del vehículo si viaja AFM su cabeza sale proyectada provocando un estiramiento de las vértebras.

Ante cualquier desplazamiento en coche solo les podremos proteger de verdad viajando ACM hasta mínimo los 4 años.

7. Ocupan mucho sitio. No cabe en el coche.

¿Has pensado eso en algún momento? Es probable que sí, las sillas ACM generalmente ocupan un poco más de espacio en el coche que una silla AFM.

La buena noticia es que cabe prácticamente en cualquier coche. Hay muchas marcas y modelos ya disponibles en el mercado que ocupan más o menos espacio y seguro que encuentras la que encaje en tu coche si tienes un coche con poco espacio interior. La recomendación con las sillas del coche es que SIEMPRE se pruebe antes. En Monetes siempre dejamos la silla instalada por lo que si hay cualquier incompatibilidad se detecta rápidamente y os diré que no es nada habitual encontrar una incompatibilidad.

Si solo llevamos una silla la recomendación es colocarla detrás del asiento del copiloto, así, si ese asiento queda un poco más reducido en espacio no afecta al conductor.

Lo que sí que ocurre de vez en cuando es que la silla si cabe pero podría dejar sin poder utilizar el asiento delantero, aunque pasa en pocas ocasiones las sillas se montan en coches muy diferentes y, a veces, puede ocurrir.

La conclusión es que probéis la silla en el coche en el que va a ir, primero para asegurar que la instalación en ese coche es correcta y también, de esa forma, ves el espacio que queda disponible en el asiento delantero.

No os fiéis del tamaño exterior que tenga el vehículo. Hemos probado e instalado sillas en coches ‘grandes’ en los que queda menor espacio que en coches mucho más pequeños, así que me repito, pero lo ideal es probarla directamente en tu coche 😉

Puedes pedir tu cita para prueba o montaje de forma cómoda desde este enlace.

Antes de cerrar este post os dejamos los enlaces a otros artículos que hemos escrito sobre viajar a contra marcha:

Mitos y realidades de Viajar ACM

Viajar a contra marcha ¿Porqué elegimos Klippan?

Silla Klippan Century. A Contra Marcha hasta los 25kg

Mamá de Bruno (2011) y Max (2015). Porteadora por pasión y profesión. Asesora de porteo certificada. Consultora de porteo para empresas. Emprendedora y creadora de Monetes, un espacio de Maternidad y Crianza Respetuosa.

Written by 

Mamá de Bruno (2011) y Max (2015). Porteadora por pasión y profesión. Asesora de porteo certificada. Consultora de porteo para empresas. Emprendedora y creadora de Monetes, un espacio de Maternidad y Crianza Respetuosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *