Literatura infantil (IV): cuentos que nos emocionan

Esta semana la estamos dedicando a la literatura infantil. Ya os hemos contado algunos consejos sobre cómo leer a nuestros monetes y propuesto algunos títulos que tratan sobre las emociones y otros que nos pueden ayudar a acompañar ciertas etapas clave de su desarrollo. Hoy vamos a descubrir los libros que emocionan.

Hay cuentos que nos hacen llorar, otros que nos sacan una sonrisa que se mantiene en nuestro rostro minutos enteros. También los hay que nos hacen reflexionar o nos tocan en un punto débil. Cuentos que recordaremos toda la vida, cuentos que hablan de valores, de justicia, de amistad, de amor. Esos cuentos que queremos que se queden en el corazón de nuestros peques para siempre… Cuentos muy necesarios hoy en día.

En primer lugar, queremos mostraros unos libros diferentes, que exponen valores que nos convencen a todos, pero que no siempre nos atrevemos a defender. Vamos a empezar con un libro provocador muy diferente. El libro dorado de los niños trata sobre la masculinidad desde un punto de vista poco habitual. 

Otro cuento poco convencional y que también trata de la libertad en la infancia es Salvaje. Sus ilustraciones os van a enamorar. Os lo garantizamos. La historia nos hará reflexionar sobre lo que es o no natural para la infancia y cómo nuestra vida de adultos condiciona su visión del mundo. ¿Qué pasaría si los niños y niñas crecieran en libertad?

En esta línea de la diferencia, también queremos recomendaros Bienvenido a la familia, un cuento ilustrado en el que vamos descubriendo cómo hay familias de todos los tipos y cómo hay diferentes maneras de que los bebés lleguen a ellas. Pero hay algo en común en todas ellas: el amor.

En segundo lugar, vamos a recomendaros una serie de cuentos que encantan a padres, madres y monetes. Son cuentos en los que la familia es protagonista, con los que nos sentimos identificados y que pueden llegar a convertirse en ‘nuestro cuento’.

Algún día es un cuento sencillo, con poco texto e ilustraciones preciosas. Narrado en primera persona por una madre que ve a su hija crecer y le demuestra su amor y admiración durante todo su desarrollo.

Adivina cuánto te quiero es un verdadero clásico. Cuenta la historia de una liebre y su hijo que conversan sobre cuánto se quieren y lo difícil que es demostrar y medir ese sentimiento. Invita a seguir buscando la manera de decirle a los seres queridos cuánto les queremos, lo que se puede convertir en un juego. Además, existe la versión con peluche y, si a tu monete le gusta este libro, le encantará que le acompañe a la hora de dormir.

Por último, queremos hablaros de Mi amor  y Lo que papá me ha dicho. Son dos libros escritos e ilustrados por Astrid Desbordes y Pauline Martin. Ya os hablamos de ellos en el post de ayer, pero no podemos resistirnos a retomarlos en esta recopilación. El protagonista en ambos cuentos es Archibaldo, un niño acompañado por su madre en el primer cuento y por su padre en el segundo. Son un reflejo de la relación íntima y de complicidad que se establece entre padres e hijos, una relación llena de el amor incondicional y acompañamiento respetuoso.

Mamá de Bruno (2011) y Max (2015). Porteadora por pasión y profesión. Asesora de porteo certificada. Consultora de porteo para empresas. Emprendedora y creadora de Monetes, un espacio de Maternidad y Crianza Respetuosa.

Written by 

Mamá de Bruno (2011) y Max (2015). Porteadora por pasión y profesión. Asesora de porteo certificada. Consultora de porteo para empresas. Emprendedora y creadora de Monetes, un espacio de Maternidad y Crianza Respetuosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *