Literatura infantil (VII): para bebés

Esta semana la estamos dedicando a la literatura infantil. Ya os hemos contado algunos consejos sobre cómo leer a nuestros monetes y propuesto algunos títulos que tratan sobre las emociones; otros que nos pueden ayudar a acompañar ciertas etapas clave de su desarrollo; cuentos muy emocionantes que nos conmueven por su belleza y su mensaje; libros de temática feminista y, ayer, os mostramos nuestros libros de divulgación científica preferidos.

Hoy acabamos nuestro nuestra semana literaria con los cuentos más sencillos, pero no por eso carentes de valor. ¡Todo lo contrario! Los de hoy, son libros para bebés, muy pensados para resultarles atractivos y comenzar un camino de fomento de la lectura desde que son muy pequeños.

Los libros de la colección De la cuna a la luna nunca fallan. Están pensados para ser cantados. Sirve la melodía de cualquier canción infantil típica. Es tan sencillo como que en cada página que pasas hay 5 ó 6 ilustraciones acompañadas de su nombre en un pequeño texto. Lo lees cantando y ya está la magia. Éxito asegurado. Eso sí, prepárate para repetir y repetir.

Buenos días y Buenas noches son libros interactivos que nos invitan a descubrir las rutinas del principio y el final del días. Les encantará deslizar las lengüetas hacia arriba o hacia abajo, despertando o haciendo dormir a cada personaje.

Otro libro interactivo, esta vez de solapas es ¡Qué hambre! Este tipo de cuentos les ayudarán a ir adquiriendo lenguaje, identificando alimentos y animales.

Al mar puede ser su primer libro pop-up. A veces nos cuesta ofrecerles este tipo de libros a los más pequeños por miedo a que los rompan. Esta propuesta de la editorial Combel cuenta con páginas más gruesas y resistentes. Así, los monetes podrán ir descubriendo qué encontrarán en los océanos.

El libro azul y  El libro rojo son ideales si lo que buscas es un estímulo sensorial sencillo, que además de ser leído y observado, pueda ser también chupado. En ellos no hay dibujos porque el protagonista es el color. En esa misma línea, os proponemos los Libros de tela, elaborados de una forma muy pensada para ofrecer un estímulo visual atrayente, sin ser excesivo, y una rica experiencia táctil.

Por último, queremos proponeros, ahora sí, los que pueden ser sus primeros cuentos con historia. Dos clásicos infalibles que les encantan. Seguro que has oído hablar de El pollo Pepe, un cuento pop-up que tiene encandilados a los más pequeños. Creemos que la clave es su sencillez. Ademá, existe la edición con peluche. A la altura de El pollo Pepe, encontramos a La oruga glotona, otra historia sencilla en la que ir descubriendo todo lo que es capaz de comer esta pequeña oruga. Encontrarás, además de la versión clásica, la edición en cartoné, con peluche, con títere de dedo y de tela.

Mamá de Bruno (2011) y Max (2015). Porteadora por pasión y profesión. Asesora de porteo certificada. Consultora de porteo para empresas. Emprendedora y creadora de Monetes, un espacio de Maternidad y Crianza Respetuosa.

Written by 

Mamá de Bruno (2011) y Max (2015). Porteadora por pasión y profesión. Asesora de porteo certificada. Consultora de porteo para empresas. Emprendedora y creadora de Monetes, un espacio de Maternidad y Crianza Respetuosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *