Refrescos saludables aptos para niños: agua aromatizada.

¡Qué calor! Parecía que el verano no iba a llegar nunca, pero, al menos en Madrid, ha llegado y con fuerza. En días tan calurosos, es importante hidratarse más. Nuestro propio cuerpo nos lo pide y a veces tiramos de refrescos que no son saludables. Por eso, esta semana queremos proponerte 7 recetas e ideas de bebidas saludables para tomar en verano (una cada día). Queremos que tengas alternativas ante los refrescos azucarados y los zumos industriales en los que ha desaparecido la fibra y hay una cantidad de azúcares (y/o aditivos) que hacen que se supere la ingesta de azúcar que recomienda la OMS para los peques muy fácilmente.

Especialmente los alimentos destinados a los niños suelen ser los que mayores cantidades de azúcares y aditivos no recomendables tienen, ¿increíble verdad?

Cada día de la semana os mostraremos una de estas sencillas recetas, para tomar entre horas o que pueden acompañar una merienda o desayuno. Además, podrás hacerlas con tus monetes y te asegurarás de estar tomando y ofreciendo una bebida que lo tiene todo: rica, dulce, refrescante, fácil de hacer y muy saludable ;).  

Vamos con la primera propuesta: agua aromatizada de frambuesas, fresas y hierbabuena 🙂

Agua aromatizada (para 4 personas)

Ingredientes:

  • 100g de frambuesas
  • 100g de fresas
  • 1l de agua con o sin gas

Paso 1: trocear la fruta

Lava las frambuesas y las fresas y corta éstas últimas por la mitad (en cuartos si son muy grandes). Puedes sustituir estas frutas por las que más te gusten o tengas a mano: gajos de naranja, trozos de piña, de melón, de sandía o, incluso, rodajas de limón. ¡Tú eliges!

Paso 2: congelar la fruta

Pon la fruta en un recipiente y mételo en el congelador, al menos, 6 horas. Es buena idea tener, durante todo el verano, un recipiente con fruta troceada, para poder acudir a él en el momento en el que la sed y el calor aprieten. En vez de ir al congelador a por hielo para enfriar nuestra bebida, iremos a por fruta, que además de frío, le aportará un sabor dulce a nuestra bebida.

Nosotros lo hemos dejado infusionar 15 minutos, removiendo de vez en cuando.  Luego le hemos echado el hielo y servido. Si hay monetes (por aquí hay uno) al que no le gusta encontrarse ningún trocito en el vaso puedes colarlo, seguirá teniendo sabor pero sin trocitos 😉



Paso 3: servir

Sirve los vasos con agua y echa la fruta que desees. De vez en cuando, puedes utilizar agua con gas, para darle un toque burbujeante que a algunos monetes les encanta. Intenta que no sea algo habitual, ya que la acidez que aporta el agua carbonatada a nuestro organismo es inocua en cantidades moderadas, pero perjudicial en un consumo excesivo.

Y la fruta te la puedes ir comiendo, que aquí no tiramos nada 😛

¡Listo! ¿A que es facilísimo? Pues así de fáciles y saludables serán las recetas del resto de la semana.

Mamá de Bruno (2011) y Max (2015). Porteadora por pasión y profesión. Asesora de porteo certificada. Consultora de porteo para empresas. Emprendedora y creadora de Monetes, un espacio de Maternidad y Crianza Respetuosa.

Written by 

Mamá de Bruno (2011) y Max (2015). Porteadora por pasión y profesión. Asesora de porteo certificada. Consultora de porteo para empresas. Emprendedora y creadora de Monetes, un espacio de Maternidad y Crianza Respetuosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *